Mis pensamientos

domingo, 14 de mayo de 2017

Día de la Familia

 Un gran día el de hoy, amigos: Día de la familia.  
Un breve relato 
Un hombre, importante ejecutivo en sus años jóvenes, había ocupado cargos de gran responsabilidad, relacionándose con altas esferas sociales y con vida de altura que le permitía vivir con holgura en placeres e intrascendencias.  Llegado el tiempo de su jubilación, sintiéndose alejado y olvidado de todos, notó cómo lo invadía una gran depresión: había perdido trabajo, amigos, viajes, fiestas, dinero, mujeres... Recluido en su casa, cada mañana, al despertar, se notaba tan deprimido que acudió a una afamada doctora. Ella, experta veterana de la medicina y del conocimiento del ser humano, le dijo: no, no lo ha perdido todo: tiene hijos, nietos, mujer, tiene familia.
El hombre, melancólico, comprendiendo  la causa de sus males, contestó: no, doctora; no tengo ninguna de esas cosas. ¡Ojala así fuera!, pero todo lo perdí, cuando era tiempo de ganarlo.
  
Albert  Camus tiene una frase que hago mía, a poco que rememore mi infancia: El espléndido calor que reinó sobre mi infancia me ha privado de todo resentimiento.
Sí, cuando los hijos crecen al cálido rescoldo de una familia unida, tolerante, dialogante… los hijos crecen sin tener que abrirse paso a golpes. Luego sus vidas serán lagos en calma por muchas tempestades que les rodeen.

No hay comentarios: